RSS

DIBUJOS ANIMADOS DESCOLORIDOS

15 Ene

   

Los padres de los niños que actualmente tienen entre 5 y 10 años, tuvieron esa edad entre los años 1975 y 1985 aproximadamente. Estos padres se están dedicando a comprarles a sus niños las colecciones de dibujos animados de la Abeja Maya, de Marco o de Heidi, con la esperanza de que si a ellos les gustó cuando eran niños, a sus hijos también les gustarán. Si yo he probado un producto y me ha parecido bueno, tengo la confianza de que me hijo va a disfrutar de un contenido adecuado y entretenido. 

Eso está muy bien, pero en la práctica, resulta que los niños no muestran interés alguno por esos dibujos animados, que los padres se empeñan en hacerles tragar. Para los más pequeños, esos colores tan suaves que parecen descoloridos, no les atraen en absoluto, sobre todo cuando se han acostumbrado a imágenes mucho más llamativas, de mayor calidad y con colores más vivos. Los más mayorcitos, además de no encontrar ningún atractivo visual en esos dibujos, no se identifican con historias concebidas hace 40 años para los niños de aquella época. 

Pero los padres no entienden, como es posible que aquellos dibujos animados que a ellos les fascinaron y que les dejaban pegados al televisor, no le llamen la atención a sus hijos. Deberían recordar que para ellos el hecho de que el televisor fuera en color y no en blanco y negro, ya suponía una fascinante novedad. Los padres de ahora, se horrorizan al escuchar a las abuelas contar que la muñeca ideal de su infancia era la “Mariquita Pérez” y que les encantaba. Yo lo entiendo, porque esa muñeca parece sacada de una película de terror. Pero esas niñas de los 50-60 no tenían nada mejor y la muñequita diabólica esa les encantaba. 

La explicación que suelen encontrar los padres, cuando ven que sus hijos no hacen caso alguno a la colección de 14 DVD de Heidi, es pensar que ahora solo hay dibujos animados violentos y que los niños se han acostumbrado a eso. Piensan que la sociedad moderna ha pervertido a sus hijos y los ha convertido en seres insensibles. Los niños de hoy ven cosas como Pocoyó, los Lunis o los Teletubis y, por lo que yo se, todavía no he visto ningún reparto de ostias en esas series, ni explosiones, ni luchas, ni nada violento. 

Padres españoles, dejad de torturar a vuestros hijos con esos dibujos animados descoloridos. Gastaros el dinero en algo más provechoso o simplemente en lo vuestros hijos os digan que les gusta y no en lo que a vosotros os guste. 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 15, 2010 en Sin categoría

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: